Páginas vistas en total

miércoles, 25 de octubre de 2017

El Libro del Mes VIII BIS: La Sombra del Príncipe


Finalizada mi lectura de la segunda parte de La Fortaleza Oscura me quede con ganas de escribir unos comentarios extra sobre el libro dado que es la primera vez que lo leo en su totalidad. Aclaró también que esto se debe a que en el año 2014 sólo estaba disponible la primera parte de esta historia. 

Lo cierto es que La Sombra del Príncipe es la continuación justa para la historia planteada en el primer tomo del libro de Pablo Nieto. Como debe ocurrir en cualquier secuela todos los misterios sembrados en el volumen anterior empiezan a develarse de forma cada vez más rápida y dramática.

Azemir ha sido capturado por el Shin Itak de la Fortaleza Oscura y su reclusión en una de sus torres parece no tener remedio. No sabe qué ha ocurrido con el resto de la partida de rescate, sus amigos Helars, Fanor y Kiriela. Pero hará buenas migas con un aliado inesperado que también ha sido capturado por los turloks. 

En esta continuación de la Fortaleza Oscura tenemos unos primeros momentos de suspenso en los cuales el protagonista empieza a descubrir el verdadero origen del gran mal que amenaza con destruir la ciudad de Adelia y los demás reinos al norte de la nación mientras intenta sobrevivir al tormento que los turloks someten a sus prisioneros. Resuelto ese asunto la acción llega en abundancia hasta el final del libro.



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hasta ahí lo que puedo contarles sin arruinarles las sorpresas. Ahora bien, como explicaba más arriba fue una grata sorpresa para mí descubrir (aunque fuera algo evidente) que la historia que tanto me había gustado del primer tomo no decepcionaba en su segunda parte. Después de haber leído algunos comentarios negativos en Goodreads sobre la primera (que no comparto en lo absoluto) me sentí más resuelto a hacer estas dos entradas sobre Fortaleza Oscura.

Como dije en mi entrada anterior, este es un libro clásico en sus formas, épico. No tiene tiempo para zonceras dramáticas que no vienen al caso y gran parte de lo que sienten o piensan los personajes está entre líneas o en lo que ellos mismos dicen. Es decir que para terminar de profundizar en Azemir, Helars, Fanor y Kiriela debemos usar nuestra imaginación. El narrador guarda sus secretos pero deja muchas pistas en ambos tomos. 

En ese sentido el libro es particularmente anacrónico. Quienes hayan Tolkien recordarán cómo la historia de amor entre Aragorn y Arwen sobrevuela la aventura pero no irrumpe en ella. Lo mismo se puede decir se Sam Gamy y Rosita Coto. Aquí ocurre algo más o menos similar con las alegrías, esperanzas y pesares de los personajes. 

Digo esto porque muchos comentarios en la página citada decían que "Los personajes no están bien desarrollados" Me pregunto a que se refieren con eso. Supongo que esperaban (como ocurre muy,demasiado, a menudo ahora en libros juveniles) páginas y páginas de Azemir pensado en juanita de la campiña o pepita la pistolera. O si esperaban conversaciones extensas llenas de dramatismo y sentimiento. Quizás un conflicto adolescente entre los personajes. Sea como fuera, si tal era la expectativa de algún lector es comprensible su decepción. 

Para finalizar diré que a mí el libro me encantó la primera vez que lo leí. La segunda vez casi que me gusto más. De momentos, sobre todo cuando los personajes empiezan a transitar lugares áridos y desolados, me recordó a La Danza de la Muerte de Stephen King. Aquí tenemos también un grupo pequeño de personajes que parten hacía el corazón mismo del mal donde espera un poderoso hechicero que los supera en todos los sentidos. La única arma con la que cuentan es su amistad, su valor y su compromiso con todas las cosas por las que vale la pena morir.

¡Si te gusto esta entrada no olvides Comentar y Suscribirte!





No hay comentarios:

Publicar un comentario