Páginas vistas en total

domingo, 14 de enero de 2018

Pensamientos de un Escritor al Pedo II: ¿Te calentas en una librería?


*Me refiero a si te calienta lo que venden (jijiji)


En mis ultimas visitas a las librerías del barrio me he encontrado con la ausencia total de literatura de fantasía épica o aun fantasía a secas. Esta entrada no pretende ser una queja, porque mal o bien se donde conseguirla ya que es un género que comparto con muchos autores conocidos y todos tenemos "Una librería" donde acceder a esta clase de libros. 

Pero me pregunto que ha ocurrido con todas esas obras (no necesariamente buenas) que tiempo atrás saltaban desde los anaqueles ni bien entrabas a cualquiera de las grandes como Yenny, Nadir o Cúspide. Tal vez sea un nostálgico que atesora en la memoria la época en que tenía la plata para efectivamente comprar varios de estos ejemplares al mes, tomar un café en algún bar cercano y hasta irme al cine después.
Este fue mi templo de lectura por esos años...

Sin embargo aun si hoy dispusiera de ese tiempo y dinero lo cierto es que hay pocas cosas que llamen mi atención en los estantes de estos lugares. Aun visitando la feria del libro en Buenos Aires termino siempre comprando alguna re edición de un clásico por un precio más que accesible porque, de verdad, las novedades no me seducen demasiado. 

A decir verdad, desde que empecé a conocer a autores auto publicados de este país me he sentido muchisimo más interesado por la literatura independiente que por lo que el mercado me ofrece cuando salgo de paseo. Y, eventualmente, cuando tuve en mis manos el dispositivo Kindle me fue mucho más sencillo conseguir títulos de buena fama internacional que por a o por b acá cuesta un huevo conseguir, como ocurría por ejemplo con la Saga de Geralt de Rivia. 

No quiero hacer de esta entrada un lamento del tipo "EL MERCADO ESTA SATURADO DE BASURA" por que (aunque probablemente sea cierto) es una discusión mucho más amplía de la que quiero proponer acá. Sino más bien preguntarles, con una mano en el corazón, ¿Cuando fue la última vez que compraron un libro en papel de fantasía a ciegas en cualquiera de las grandes cadenas?

En mi humildisima opinión creo que hasta el año 2009/12 aun se podía hallar una interesante oferta de este género en casi cualquier librería. Con el impulso que supuso el éxito de las películas de El Señor de los Anillos los libros de esta clase estaban siempre al alcance de la mano. Desde la re edición de obras clásicas hasta novedades que en algunos casos valían bastante la pena. Fue entonces  que conocí a Ursula K Le Guin por ejemplo, de la cual no sólo ofrecían Terramar sino también otros más nuevos (y muy buenos) como "Anales de la Costa Occidental"
Por esos años estos libros se hallaban en su propia góndola bajo el amplío espectro de "Ficción" (o el peyorativo "Infantil")  junto con algunas novedades traídas de afuera y, en el menor de los casos, un poco de origen nacional como los de Leo Batic, Liliana Bodoc y Tiffany Calligaris. Cada vez que iba a la Cúspide del Village Caballito o la Yenny de Acoyte y Rivadavia sabía exactamente en donde estaban y me pasaba un buen rato ojeando (hasta que el de seguridad me invitaba a comprar o retirarme) seguramente quejandome de la abundancia de títulos extranjeros flojos a mi parecer.

Pero al menos la oferta estaba.

Hoy me ha resultado difícil encontrar cualquier cosa, ¡Aun a veces las nuevas ediciones de Tolkien!  ¿Sera que este genero se ha relegado a comiquerias y tiendas especializadas? ¿Habrá pasado el boom comercial que yo recuerdo con tanto amor?  Cuenten sus experiencias, mientras tanto yo proseguiré en mi búsqueda de literatura de fantasía como la gente y la traeré a ustedes por aquí como desde (Ese boom) 2011 Cuando no mediaba esfuerzos a la hora de calentarme con las ofertas. 




2 comentarios:

  1. Max, un libro de fantasía de Brandon Sanderson ronda los $800. Es una fortuna. Creo que la gente dejó de comprarlos por los precios y, claro, desaparecieron también de los estantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los precios se fueron a la chacon, eso es muy cierto tambien!

      Eliminar