Páginas vistas en total

jueves, 9 de agosto de 2012

La Era del Asesinato y la Tormenta



Fin del Especial de Mitología Vikinga


La Llegada del Dragón 





Hemos arribado al final del especial sobre los mitos y leyendas del mundo Vikingo. Primeramente quiero agradecerles a todos los que siguieron las torpes reseñas sobre algunas de las cosas que hicieron los Skaldos de esos tiempos tan remotos en las frías tierras del norte de Europa. Para cerrar este ciclo (que tanto disfrute) y abrir otro (que espero sea aun mejor) vamos a hablar un poco sobre aquello que (en mi opinión) nos dejaron los rudos barbudos de Jutlandia y sus alrededores en la fantasía y como podemos sacar ventaja de esto. Claro que mi opinión sera totalmente personal y subjetiva sin aspiraciones de llegar a ser más que una nota en un blog. Para ello me apoyare en Beowulf, el poema anónimo que ha sido un combustible fundamental para las obras y fantasías de otras personas en los años posteriores.

N/A: Esta entrada esta especialmente dedicada a Manuel Velasco (cuyos libros han sido una importantisima fuente de información para este especial) y a Ariel Pytrell, quien me ha enseñado a querer ir siempre un poco más allá y con el cual hemos compartido varias veces algunos de estos conceptos. También a Anna Karine por sus palabras que complementan y encierran el secreto del texto. ¡Que bueno que alguien se anime a enseñarlo y difundirlo Anna!
PD: ¿Para cuando tu libro sobre Mitología Nórdica Ariel? 
***
Comenzare con las palabras sabias de Anna Karine, escritora que trabaja este texto con sus alumno:
"Beowulf es una obra que me encanta releer y trabajar con mis alumnos, porque más allá de un relato épico, creo que es una invitación a encontrarnos con nosotros mismos, a conocernos, camino que transita su protagonista. En el cine no siempre se ha mantenido este mensaje, esta vuelta a los orígenes, pero basta con leer la obra para que esa necesidad nos contagie. Por eso, por su valor literario y por su simbología, creo que merece ser leída y, sobre todo, disfrutada".

Paisajes desoladores, llenos de hielo crujiente y rocas que contienen una mar embravecida. Enormes bosques habitados por criaturas no siempre corrientes, y hasta en aquellas que nos son familiares encontramos un matiz renovado bajo la pálida luz de la eterna luna, siempre acompañada de estrellas centelleantes, pálidas y altas que cuentan una historia.


Allí en el horizonte se levantan las montañas, pobladas de nieve sus puntas, acariciando las nubes, besando los campos a sus pies. Tal vez veamos algún pequeño pueblo no lejos de un río, cristalino y de dulce sonido, donde se pierden en ecos distantes dulces melodías de bardos y Skaldos que nos cuentan una historia...la historia sobre como en un lugar muy, muy lejos (Somewhere Far Beyond) los hombres convivieron con aquello que estaba más alla de su pleno entendimiento. Y quienes están sentados a orillas del fuego crepitante miran nerviosos hacia las rocas del monte, a los espacios entre los arboles o las colinas. Los niños, cuando los adultos vuelven a sus asuntos observan el cielo claro, negro como el terciopelo pero ceñido de plata por la fulgurante luna y se preguntan ¿Que hay detrás del Velo de la noche? ¿Quien le dio ese resplandor blanco a nuestro satélite terreno? ¿Y porque se escuchan sonidos extraños cuando pasamos junto al arroyo? Es probable que ya se pregunten que tiene que ver esto con Beowulf y les dire que tiene mucho que ver.

No es casual quizás que Beowulf tome como protagonistas a tribus y lugares que los Daneses dominaron por algunos años. Pues fue este uno de los últimos grandes pueblos paganos. Cuando todos se comenzaban a acostumbrar por la palabra o por la espada  que este mundo había sido creado por Dios y que todo lo que estaba fuera de él permanecía a Satanás, los hombres del norte irrumpieron en estas culturas para desafiar una vez más este relato, por un breve momento pero de una manera muy intensa.

Aquí no pretendo hablar de cuestiones religiosas, sino simplemente de algo que, a mi parecer es uno de los puntos que hace a Beowulf lo que es, y que Tolkien también menciono en "Los Monstruos y los Críticos" cuando dedico una extensa conferencia a este poema tan aclamado como vapuleado por la critica. El hombre entrando en una época en la cual todo esta a punto de renovarse, o se encuentra chocando entre dos grandes concepciones del universo que lo rodea. Esa especie de ocaso que se produce cuando ambas construcciones se tocan por un segundo antes de que una se devore a la otra. El Twiligth Hall del cual Blind Guardian hace tanta referencia en sus canciones (eligan un disco y lo van a encontrar).

En el poema de autor anónimo esta la particularidad de que el narrador a veces parece posicionarse desde un punto de vista cristiano y en otras ocasiones se desenvuelve como alguien proveniente de las viejas tradiciones Danesas. Aquello no supone en ningún momento la ruptura de la consistencia interna de la Fantasía que se propone, simplemente es y no es difícil tomar el contexto como se nos presenta. Sí, hay un Dios en el cielo, rodeado de ángeles y que guía a los buenos hombres contra las malvadas criaturas de Satan. Pero también hay un Grendel, y una madre ogra y un dragón. En ninguno de los tres podríamos hallar algún indicio de que respondan a analogías de los clásicos demonios del infierno cristiano.

Justamente, el autor anónimo de este poema, nos lleva a preguntarnos ¿Que acaso nos hemos vuelto tan pacatos que si el autor no se define por el paganismo o la Cristiandad eso supone un problema para nosotros hombres del siglo XX/XXI? Algo similar sucede con la mitología Vikinga, en cuyos mitos encontraremos las salidas más descabelladas para plantear la creación de un universo. Nueve mundos que habitan en un árbol, una vaca que da a luz a un gigante y Dioses que no pueden evitar el día del juicio Final, el Ragnarok.

Lo que impresiona de Beowulf es su capacidad para adentrarse en ese Twiligth Hall de la mente de las personas. Ese lugar donde los reyes y los Daneses viven en sus pugnas humanas corrientes, con sus salones de oro y su Aguamiel. Pero donde también los Gigantes construyen una espada única que Dios (el dios Cristiano) ha marcado especialmente para el campeón que derrotara a la horrenda madre de Grendel. Un ogro espantoso que habita en una cueva que precede un aterrador bosque. El mismo lugar donde es posible que un tipo como Loki, aborrecido por todos en el Valhalla, pueda convivir en el paraíso de los Dioses, a veces incluso obrando de bien.

Los mitos de los pueblos del norte tienen la especial capacidad de poder desarrollar en un mismo ambiente historias de cepa muy humana con cuestiones que parecen haber salido de dulces sueños o tenebrosas pesadillas. Esas que de chicos nos hacían despertar sudados y asustados mientras la luz de una luna llena se proyectaba sobre nuestros cuartos. Nos dan la maravillosa virtud de volver a preguntarnos si es posible que un lobo de tamaños siderales como Fenrris pueda ser encadenado. O si aquellos truenos y relámpagos que ciñen el cielo penumbroso puedan ser producto de Thor y sus martillos combatiendo a los gigantes del Jotunheim. Pero no son un monton de alocadas fantasias producto de un viaje generado por hongos u otras drogas. Porque tambien, en ese mismo contexto donde cualquier cosa es posible hay algo que no cambia: El drama humano...

Beowulf por ejemplo no es la clase de personaje que tiene alguna gran pasion por una mujer, un reino o un tesoro y parece que al muchacho nada le preocupa más que andar matando monstruos por ahí. Sin embargo  esta claro que el temor lo toma quizás por primera vez cuando el rey Hrothgar le habla tras entregarle todos los honores por su victoria:

"Él lo controla todo, algunas veces más alla del amor, concede a un hombre gran sabiduría superior a la de sus pares, le otorga un hogar, el placer de una vida serena y le permite controlar una fortaleza y un extenso reino. Aunque el hombre recibe esto con tanta facilidad, que muchas veces, en su ignorancia no piensa que todo ello puede terminar alguna vez"

Beowulf, terminada la mision en el Mead Hall, regresa a su tierra natal donde se convierte en un buen rey tras la muerte de su padre y pasa muchos años en relativa calma hasta que un Dragon despierta por la abaricia de un ladronzuelo torpe que logra robar sólo una copa de oro de su tesoro. La criatura, que hasta entonces mantenía una tregua tasita con los alrededores sale destruirlo todo.

El Drama del tipo de Heroe al que pertenece Beowulf es la vejez. Ya no cuenta ni con las fuerza ni con la detreza que antes, el invierno ha llegado para él como sucedera con todos nosotros. Un tema que Tolkien toma en dos de sus personajes de "El Señor de los Anillos" ,Theoden y Denethor. La decadencia producto del tiempo...que es el unico monstruo que le sobrevive a todos los héroes. Hasta podríamos decir que no es el Dragon quien derrota al héroe sino su condición de humano y de mortal. Es el tiempo lo que vence al héroe en este caso.

Vaya casualidad que algo similar suceda en la mitología Vikinga con las obras de los Dioses y el indetenible Ragnarok, cuando ya su poder sea incapaz de contener las fuerzas del caos que hasta entonces habían logrado mantener a raya a los gigantes.

En la mitología Griega Aquiles muere en su juventud, pues tal era el destino que el había escogido justamente para evitar el devenir que le espera a personas como Beowulf. Hector fallece y no debe cargar con el dolor en vida de ver su amada troya arder en llamas. Sin embargo tanto el príncipe Geata como los Dioses del Asgard deciden permanecer en el stand hasta el final...hasta la era del asesinato y la tormenta, hasta el día del Ragnarok, sea personal o universal. Han de soportar (tal y como los Elfos de la tierra media) el largo peso de los años observando como, a pesar de todos sus intentos, sus obras llegan a su fin aunque con una diferencia nada atrasada para su tiempo.

Beowulf, los Vanir y Aesir, felices moradores del Asgard saben que ese final, aquella gran tormenta de nieve que anegara el mundo o aquel ultimo invierno para el humano príncipe, es sólo el comienzo de otra cosa. Ninguno de estos personajes se echa a llorar en el suelo producto de la desesperanza. Sino que, aunque sea en el ultimo momento, en aquel ultimo destello de vida que les otorgan las Nornas del Yggdrasil alcanzan a entender que nada por bueno, malo, fuerte o rudo que sea durara para siempre. Algun inacuto podria pensar que esto no es mas que un mensaje pesimista o derrotista...pero se equivocan.

El Dragón que acosa el reino de Beowulf es derrotado por el mismo a pesar de herir mortalmente al rey. Contra toda posibilidad el anciano monarca se le mete en la cueva y lo desafía. Aun recordando la advertencia de Hrothgar va mas allá de Aquiles o Hector.  Ha visto todo lo que construyo derrumbarse ante sus ojos y el decide perecer también. Pero el Dragón muere y ya no habrá serpiente alada que pueda acosar a las tribus de germanía...su legado es la paz y la posibilidad de recomienzo. Al igual que en el Ragnarok, a pesar del trémulo combate entre gigantes y Dioses dos hombres escogidos por ellos sobreviven para retornar al Midgard y regarlo de providencial vida. Sólo que, al igual que los súbditos del príncipe nórdico, con la enseñanzas del pasado como ventaja a sus predecesores.

Con estas reflexiones sobre Beowulf y la mitología nórdica llegamos al final de este ciclo. Ha sido un enorme placer para mi poder compartir estas cuestiones con ustedes y he intentado en estas entradas darle un lugar distinto a los relatos de los Skalds de el que se le suele otorgar en otros lugares. Lo que atrapa de sus relatos, en mi opinión  no es solo la aparición de criaturas tan extrañas como aterradoras o la gran cantidad de acción que pueden albergar sus leyendas. Sino más bien como estas van relacionándose con la condición humana de sus protagonistas, una particularidad que en mas de 1000 años seguimos compartiendo con sus anónimos creadores. Tal y como el final del Raganarok, nosotros, muchos años después podríamos aprender de nuestros antepasados y comprender que "Todo lo que esta sujeto a un comienzo esta sujeto a un cesar" y así no morirnos de angustia preguntándonos cuanto tiempo vamos a "ser", "pertenecer" "ganar" "perder" o "trascender"en un mundo donde nuestras vidas son tan efímeras como una gota de roció sobre la hoja de una palmera que se evapora con el primer rayo de sol. Un mundo donde la Era del Asesinato y la Tormenta es personal y cíclica, dándonos la ventaja de enfrentarnos a los gigantes una y otra y otra y otra vez hasta que la experiencia nos lleve a vencerlos...¿Para siempre?




Si te gusto esta entrada
NO OLVIDES COMENTAR
Y SUSCRIBIRTE
PARA DESPEDIRNOS, "El" Tema de Blind Guardian sobre estas cuestiones.

6 comentarios:

  1. Muy bueno, hay muchas intuiciones sobre esos mitos que son muy interesantes y algunas que no sabía. Me pregunto un poco que es el twilight hall? Me gustó mucho el final del texto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Felicitaciones! Muy buena la entrada, ahora la comparto en mi muro. ¡Éxitos!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post, Maxi, como siempre. Muy buen final de "saga". Podemos ponerle la lupa a algunos detalles que mencionás, pero estoy muy de acuerdo con lo esencial. Gran trabajo, el tuyo: te dejo a vos la tarea de los mitos nórdicos; en mi caso, antes tendría uno sobre los mitos germánicos, parientes muy cercanos de los nórdicos y los griegos —casi un puente entre ellos—, sólo que antes de la cristianización (pero no está terminado y tampoco tengo editorial aún). Me encanta este blog, es muy nutritivo y bien documentado. HAY QUE SEGUIR, porque lo necesitamos. Fuerza, felicitaciones. Es un honor muy especial todas tus consideraciones. Un gran abrazo. Ariel Pytrell

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, la verdad te felicito, una reflexión final muy acorde a todo lo antes dicho, gracias por compartir con nosotros esto.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu artículo. Espero ir aficionándome a leer más a menudo las cosas que vas poniendo por aquí. Me gustaría saber,si puedes responderme una pregunta a la que no logro hallar respuesta en ningún lado: ¿qué sucede con los dioses y humanos que perecen en el Ragnarök? ¿Están abocados a la "nada"?¿quizás a otro cielo distinto incluso después de ya muertos(bueno,los humanos en este caso)? ¿Se sabe lo que pensaban los pueblos nórdicos sobre ésto? Es algo sobre lo que la curiosidad me mata. Si pudieras respondérmelo,sería brutal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abel ¿Como estas? Gracis por el mensaje!.
      Hasta donde tengo entendido el final en el Ragnaroc es "El Final" osea no queda nada ni nadie excepto un hombre y una mujer que ya habian sido creados en el inicio para poblar la tierra de nuevo cuando sobreviniera el fin. No he leido algun texto que sugiera que los Dioses se "van a otro cielo" o "re encarnan". Creo que lestos dos últimos hijos de los Dioses (cuyo nombre ahora no tengo a mano pero guarda similitudes con adan y eva) vendrían a ser lo mejor que salio de todo lo anterior consumado en un ser humano.

      Te recomiendo, si te interesa la mitologia Nordica "Breve Historia de los Vikingos" De Manuel Velasco. Es un lindo punto de partida para comenzar a entender a los Vikingos.

      PD: Hace mucho que no publico aca, tengo otro blog donde escribo ficcion que se llevo todo mi tiempo el año pasado y el anterior. Pero tenía pensado justamente volver por aqui ahora qu he terminado mi segunda novela. Saludos :D

      Eliminar