Páginas vistas en total

viernes, 6 de abril de 2012

Sopa De Dioses, Héroes y Mitos

Especial de Mitología Nórdica III

¡Rayos y Centellas!

Thor

 Terror de los gigantes



Su martillo lo hace fácilmente reconocible en cualquier pintura o ilustración. Algunas veces se le agrega un casco alado y por lo general (en la actualidad) se lo retrata como un rubio de profundas facciones germánicas. Grandote y valiente, el dios del trueno, la deidad más famosa del Valhalla, se ganó el corazón de los antiguos pueblos del norte durante la era vikinga y aun simpatizamos con el. 


Hijo de Odín y Jold (la madre tierra) Thor era representado por un hombre muy grande de cabellos y barba colorada, de profundos y centelleantes ojos verdes, aunque estos cambiaban a color rojo cuando se enfadaba.  Su tremenda figura podía ir acompañada de una corona de estrellas o llamas de un ardiente fuego. Tal vez dependiendo su humor, pues si bien Thor es considerado un Dios bondadoso, al parecer era dueño de un carácter un poco fuerte cuando alguien quería pasarse de listo con el. Y era mejor no hacer enfadar al tipo del martillo.  Volaba en un carro tirado por dos cabras y tuvo un sin fin de aventuras reventando diferentes gigantes del Jothunheim.

Era el mas fuerte de todos en Asgard, exceptuando tal vez a su padre, llevaba siempre un cinturón que multiplicaba sus fuerzas llamado Megingjord y un martillo conocido con el nombre de Mjollnir, ambos elementos mágicos forjados por los enanos. En el Valhalla tenía un palacio, Bilskirnir donde iban a vivir quienes no habían fallecido en batalla pero que transitaron una vida honrada. Por este tipo de cosas el hijo de Odín se ganó el amor del hombre común de aquella época.

Thor regía sobre muchísimas cuestiones: Era el señor de la guerra y del combate violento. Se solía recurrir a él para una pronta sanación de una enfermedad. Cuando era necesario consagrar Runas o buscar una mayor fertilidad para el campo. Al ser ademas el dueño del trueno y de los relámpagos los granjeros eran sus mas numerosos seguidores. 

Los marineros y expedicionarios vikingos le tenían un profundo respeto, pues era quien controlaba las condiciones climáticas. Dependía de Thor otorgarles o no un viaje seguro y apacible a su destino. Para un pueblo como el Vikingo, que revolucionó la forma de moverse por el mar, esto era indispensable. Como también llevar en el cuello un amuleto con forma de martillo para que les proporcionara buena suerte. Dato que no se le escapo a Bernald Cornwell en su novela "Northumbria".


Otro de los momentos de la vida cotidiana donde Thor tenía preponderancia era en las cuestiones legales o judiciales. Cuando los pueblos nórdicos celebraban la "Thing", que era una suerte de asamblea donde se resolvían las disputas entre miembros de la comunidad, nombraban al Dios en su inicio. Ademas de llevarla a cabo los jueves, que era su día de la semana; el Thorsday, del cual deriva el actual Thursday en el calendario anglosajón.

Lo que hizo a Thor tan popular no fue solamente su gran fuerza u heroísmo cuando de matar gigantes se trataba (lo cual era algo así como un deporte para el rudo hijo de Jold) Sino que era la figura divina que estaba siempre pendiente del hombre simple. Marineros, guerreros y granjeros llevaban aquel martillo para recordarse que él siempre estaría cerca, no por nada es el Dios del Valhalla sobre el que más leyendas y relatos se han encontrado hasta hoy. 



En la actualidad la figura de este dios sigue muy presente tanto en los cómics como en los libros para niños. En la mayoría de los suplementos educativos sobre los Vikingos se suelen exponer todas las mágicas hazañas del señor del trueno. Tiene un aire maravillosamente especial en estos relatos, como cuando se disfraza de mujer para engañar a un gigante y recuperar el martillo que lo distingue, o luchando contra la terrible serpiente  Jormungandr cuando intenta pescarla. Y me animo a decir que así sera por muchos años más, pues puede que (como todos en el Valhalla) no haya podido escapar del fatal Ragnarok, mas en nuestras mentes, cuando oímos un trueno o vemos un lacerante relámpago recordamos su nombre.


Si te gusto ¡NO OLVIDES COMENTAR
Y SEGUIRNOS!





4 comentarios:

  1. Que Dios Thor!!! Me encantó la nota =)
    Espero la próxima!

    Mel

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante!!

    Matías García

    ResponderEliminar
  3. Thor, es sin duda alguna, uno de mis dioses de la mitología preferidos.
    Su valentía, la dureza y templanza que muestra en diversas situaciones, sumado a lo apuesto que lo imagino, lo hacen perfecto aún con sus defectos!

    Genial tu idea de hacer este tipo de entradas, Max, me encanta!
    A ver qué vendrá luego!!!

    Besotes!

    ResponderEliminar